portero-automático-no-abre-la-puerta

Sabemos que es muy molesto, estamos esperando visita nos llaman y el portero automático no abre la puerta por lo que nos toca bajar a la calle a abrir. Seguro que te preguntas qué le ha podido pasar y por qué todo se rompe en el peor momento.

Desde Portersa queremos dar respuesta a tu pregunta como empresa especializada en instalación y mantenimiento de porteros automáticos entre otros servicios.

Por ello, en esta ocasión vamos a comentarte las principales causas de las averías de los porteros automáticos, con el fin de que mantengas la calma y puedas explicar al servicio técnico mejor la incidencia.

¡Vamos a ello!

¿Por qué es importante solucionar cuanto antes las averías del portero automático?

Las averías en los porteros automáticos son bastante comunes y son sencillas de solventar. Eso sí, siempre es mejor contar con ayuda profesional ya que suelen ser fallos electrónicos que requieren conocimientos técnicos.

Es importante no pasar por alto este tipo de incidencias, puesto que un portero automático que no abre la puerta está atentando contra nuestra seguridad y la de los nuestros.

Si después de realizar las comprobaciones necesarias, ves que no funciona llama a tu servicio técnico y estarán encantados de ayudarte. Intenta detallarles lo mejor posible la incidencia, quien la sufre y cuáles pueden ser las posibles causas para que den con el problema lo antes posible.

averías-portero-automático

¿Cuáles son las averías más comunes por las que un portero automático no abre la puerta?

Ahora sí, te desvelamos los fallos más comunes que suelen darse en las instalaciones de porteros automáticos.

El telefonillo suena, pero no abre la puerta

Este problema es muy frecuente. Cuando llaman puedes escuchar a tu invitado, pero no le puedes abrir cuando presionas la tecla de apertura lo cual es desesperante, ya que tendrás que ir a la puerta principal a abrirle de forma manual.

Si el problema es común a todos los vecinos de la comunidad de propietarios, se puede deber a un fallo en la cerradura eléctrica o a un mal contacto del cable de apertura que, al estar suelto o roto, impide que la tensión llegue a la cerradura de la puerta.

El telefonillo no abre la puerta y solo te pasa a ti

En otras ocasiones la avería es interna, es decir la incidencia está en tu casa ya que a tus vecinos les funciona a la perfección y a ti no.

Esta incidencia puede haber ocurrido por tres razones:

  • Tu telefonillo está roto y la tecla de apertura ha dejado de funcionar. Con el paso del tiempo esto es bastante frecuente, ya que ningún aparato electrónico es eterno. La solución suele ser sencilla: se cambia el aparato por otro y ya está, no tiene mayor misterio.
  • La tecla del telefonillo exterior está rota. Es bastante frecuente, ya que la manipulamos constantemente y, con el paso del tiempo suele dar fallos.
  • El cable está roto o la conexión es deficiente. Este problema no tiene por qué darse en el interior de la vivienda, ya que puede ser que la incidencia se encuentre en el empalme de la vertical. Para resolverlo, es importante saber si se ha hecho algún trabajo en el edificio o en la vivienda y así poder descartar opciones y encontrar el foco de la avería más rápido.

La solución a este tipo de problemas a veces es un tanto compleja, ya que no es nada sencillo encontrar la avería y la solución suele pasar por cambiar el cableado por completo.

El telefonillo no abre la puerta porque el módulo está fallando

Otro de los problemas más comunes es que se rompa la salida de tensión del módulo electrónico el cual es el cerebro de portero automático.

Los actos vandálicos y la humedad a los que se ve expuesta la placa exterior pueden ser las causas de este tipo de avería, por lo que es importante que sean de calidad y que tengan un aislamiento correcto.

Sobretensión eléctrica

Los fallos en la red eléctrica también suelen ser la causa de muchas averías, ya que se puede quemar desde la fuente de alimentación hasta el módulo exterior.

En estos casos el problema ya no es que el portero automático no abre la puerta, sino que queda inutilizado y es conveniente repararlo cuanto antes.

¿Cómo averiguar por qué el portero automático no abre la puerta?

Como hemos visto, son muchas las causas por las que se produce esta incidencia, por tanto la clave del éxito de su reparación está en encontrar cuál es el foco de la avería.

Tanto si vivimos en una vivienda unifamiliar como en una comunidad de propietarios, es importante que nos planteemos ciertas preguntas para ayudar al técnico a encontrar una solución.

La instalación del portero es antigua o es obra nueva

Los años que lleva funcionando un portero automático es un dato fundamental para determinar la avería a la que nos estamos enfrentando.

Como te hemos comentado, en ocasiones las teclas de apertura de tu telefonillo fallan por desgaste cuando la instalación es muy antigua.

el-portero-se-escucha-pero-no-abre

Si no es el caso, puede que el problema se deba a un error a la hora de realizar la instalación del portero automático. Las prisas por entregar una vivienda de obra nueva, a veces son la consecuencia de que pequeños detalles se pasen por alto, dando lugar a averías que podrían haberse evitado sin los trabajos se hubieran realizado de forma correcta.

Solo te pasa a ti o le pasa a más vecinos

Otra cuestión importante es determinar quiénes están sufriendo el problema. Muchas veces solo es un vecino el que llama al servicio técnico porque el portero automático no le abre la puerta y esto ocasiona trastornos, ya que si la incidencia es común el técnico gastará tiempo innecesario buscando el foco de la avería.

Cuando el portero automático no te abra la puerta comunícaselo al resto de vecinos y averigua si ellos tienen la misma incidencia. De esta forma, el técnico ganará tiempo y sabrá qué es lo que tiene que revisar primero.

¿Se han realizado obras en tu vivienda o en tu comunidad?

Si recientemente se ha realizado algún trabajo de albañilería o eléctrico es importante que se lo comuniques al servicio técnico, ya que puede ser la causa de que el portero automático no abra la puerta.

En caso de que las obras tengan lugar en el interior de tu vivienda el técnico revisará si al realizarlas se ha dañado el cableado. De igual forma, si las reparaciones se han realizado en el exterior podrá ir al lugar exacto donde se ha producido la avería.

¿Necesitas ayuda por qué el portero automático no abre la puerta? Dejarlo pasar es un error que puede poner en peligro tu seguridad.

En Portersa contamos con un equipo de profesionales titulados y especializados con amplia experiencia que podrá solucionar tu avería cuanto antes. No lo dudes y contacta con nosotros.